Starz despide al 10% de su plantilla y dejará Australia y Reino Unido

Starz se prepara para su desvinculación con Lionsgate, que tendrá lugar en los primeros meses de 2024.

Starz, canal de cable y plataforma de streaming, despedirá a más del 10% de su personal mientras se prepara para su separación de Lionsgate en 2024.

Como parte de esta «reestructura corporativa», Starz dejará de operar en el Reino Unido y Australia, a medida que su empresa matriz, Lionsgate, continúa reduciendo su presencia a nivel internacional. Lionsgate había anunciado previamente en agosto que se retiraría del mercado latinoamericano, cerrando su plataforma de streaming Lionsgate+ (anteriormente Starzplay) y deteniendo cualquier desarrollo en esa región. Esta decisión se produjo nueve meses después de una medida similar en siete mercados europeos, incluyendo España, y de la venta de una participación parcial en el servicio de streaming Starzplay Arabia, que opera en el Medio Oriente y el Norte de África.

La noticia sobre la reestructuración de Starz fue comunicada el viernes por el CEO Jeffrey Hirsch a sus aproximadamente 670 empleados. En sus palabras, Hirsch comentó: «A pesar de lo difícil que resulta, con muchos de nuestros empleados siendo afectados, estamos haciendo estos cambios para alinear nuestra organización con las áreas de crecimiento del negocio y preparándonos para nuestro próximo capítulo como compañía independiente».

“Lo que ha sido decisivo para el éxito de nuestra transición desde un negocio exclusivamente lineal hacia el nuevo mundo digital, ha sido nuestro enfoque centrado en el entorno cambiante, anticipando lo que nos espera y adaptando la organización para tener éxito en este entorno disruptivo. Por eso seguimos destacando como uno de los únicos canales premium rentables”. 

La separación de Lionsgate y Starz está programada para principios de 2024, tras retrasarse en agosto debido a las huelgas en Estados Unidos y la finalización pendiente de la adquisición de Entertainment One. Según el plan de separación, los estudios de cine y televisión de Lionsgate se convertirán en una compañía independiente, mientras que el negocio de medios (que incluye principalmente las operaciones de cable y streaming de Starz) permanecerá como una entidad independiente. Esta división dará lugar a dos empresas cotizadas en bolsa.

La noticia de la reestructuración se produce después de un año de ajustes en Lionsgate, que en febrero anunció que había despedido a aproximadamente 150 empleados en los seis meses anteriores. Además, según CNBC, en la nueva ronda de reestructuración, Starz fusionará su negocio canadiense con el estadounidense.

“Como ya he dicho muchas veces, creo que tenemos el mejor equipo de la industria y valoro la contribución de cada empleado, lo que hace que estos cambios corporativos sean aún más difíciles. Nos comprometemos a garantizar que las personas afectadas hoy reciban apoyo y que su transición sea lo más fácil posible”, comentó Hirsh. 

“Tendremos la oportunidad de hablar de estos cambios y de otros más en nuestro próximo Business Update y, mientras tanto, sus líderes compartirán información específica de su área de negocio”. 

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL