Sharingful: una nueva forma de ahorrar compartiendo tus suscripciones

Sharingful ofrece la posibilidad de compartir tus suscripciones a otras plataformas con diferentes usuarios para economizar los gastos.

Las popularidad de las plataformas de streaming ha aumentado considerablemente en los últimos años, de forma que ya casi es inconcebible la vida sin ellas. El problema es que cada vez hay más y los precios de las suscripciones han subido de forma exponencial (según el Global Streaming Study 2o23, una media de un 25%). Sharingful es un proyecto que se propone que los usuarios puedan seguir disfrutando de todas sus plataformas favoritas sin necesidad de pagar la suscripción completa de cada una de ellas. Su solución es sencilla: ofrecer un espacio seguro donde poder compartir con otras personas los costes de dichas suscripciones. De esta manera, los usuarios podrán reducir sus gastos hasta en un 80% y si lo desean, disfrutar de una mayor variedad de opciones de streaming.

Pese a que la mayoría de plataformas cuentan con planes de suscripción grupales, Sharingful se diferencia de ellas en que es un intermediario entre varias personas que quieran compartir sus suscripciones, y donde es la propia empresa la que gestiona de manera automática los pagos de manera privada y segura.

Sharingful ofrece una experiencia totalmente segura. Al compartir tu suscripción, tienes el control total sobre quién puede acceder a tu cuenta. Esto te permite mantener tus datos seguros y prevenir que personas no autorizadas accedan a tu contenido.

El proceso es simple: solo necesitas conectar tu suscripción a Sharingful y comenzarás a recibir solicitudes de otros usuarios que desean utilizar la misma plataforma que tú. A medida que compartes, recibirás pagos periódicos hasta que decidas poner fin al grupo. El pago se efectuará al finalizar el período acordado.

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL