Prohibir compartir contraseñas funciona: Netflix logra sus mejores resultados en los dos últimos años

En una carta que Netflix ha escrito a sus accionistas, informan que la compañía ha sumado casi 9 millones de nuevos suscriptores en todo el mundo durante el último trimestre cuando habían estimado 6 millones. Achacan estos resultados a la prohibición de compartir contraseñas, los planes de suscripción con publicidad, la compra de contenido a terceros y el lanzamiento de esperadas series originales como Sex Education.

Netflix desató la polémica en todo el mundo cuando tomó la decisión de prohibir a los usuarios compartir contraseñas y cuentas de la plataforma de streaming. Lo que muchos auguraban como un futuro fracaso en su número de suscriptores no ha sido finalmente así, sino todo lo contrario. La compañía estadounidense ha hecho su balance con los resultados de este último trimestre (julio-septiembre) y los resultados fueron muy halagadores: casi 9 millones de nuevos suscriptores en todo el mundo cuando la compañía había estimado 6 millones. Además, durante la jornada del 18 de octubre sus acciones subieron un 12%.

De esta forma, Netflix ha conseguido nada menos que sus mejores resultados en los dos últimos años, llegando a un total de 247 millones de suscriptores en todo el mundo. La compañía achaca que estos resultados se debieron a causa directa de esta medida, junto a los cargos adicionales que han añadido a los hogares que utilizan la misma cuenta. Tampoco podemos olvidarnos de la influencia de los planes de suscripción más baratos a cambio de anuncios. Según informó Netflix por carta a los accionistas, un 30% de las nuevas suscripciones llegaron a causa de esta última medida. En Estados Unidos, los ingresos de la compañía aumentaron un 7,8%, llegando a una facturación de 8.500 millones de dólares en ingresos y a un beneficio de 1.670 millones de dólares.

Otra causa principal de esta subida obedece a la compra de Netflix de contenidos pertenecientes a otras compañías. En la carta donde Netflix informó a sus accionistas, señaló principalmente el éxito que tuvo en la plataforma la serie Suits (La clave del éxito), serie original de USA Network. En total, desvelaron que se ha visto 1.000 millones de horas de la serie en todo el mundo en sus 9 temporadas adquiridas por Netflix. Esta nueva estrategia de compras a terceros está funcionando y sus competidores todavía no la están aplicando. Por eso, tanto Disney como Amazon planean ya sumarse a la estrategia, algo que Netflix celebra: «Las licencias siempre han sido una parte importante de nuestra estrategia de programación. A medida que evolucione el entorno competitivo, es posible que tengamos más oportunidades de licenciar más títulos de éxito para complementar nuestra programación original», confesaban desde la compañía.

Por otro lado, Netflix también ha tenido éxito este último trimestre gracias a sonados lanzamientos de series originales como los de la adaptación de la mítica serie One Piece, la cual generó mucha expectación mundial, la tercera temporada de The Witcher o la cuarta temporada de Sex Education.

Para el cuarto y el último trimestre de este 2023, Netflix ya ha hecho sus cálculos y creen que sus ingresos pueden llegar hasta los 8.700 millones de dólares, un 11% más que el cuarto trimestre del 2022, con una subida en sus suscriptores similar al último trimestre gracias a las fechas navideñas. Tema a parte va a ser el 2024, puesto que la compañía puede sufrir los estragos de la recién finalizada huelga de guionistas y la todavía vigente huelga de actores, ya que va a ver cómo algunos de sus estrenos van a tener que sufrir retrasos. Entre estos, destaca una de sus series más exitosas, la quinta temporada de Stranger Things.

Durante la conferencia telefónica que tuvo Ted Sarandos, co-CEO de la compañía, sobre las ganancias del tercer trimestre y de la que ya informamos, comunicó que no habían aceptado la última reclamación hecha el Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG-AFTRA) en relación a llevarse una parte de los ingresos por cada suscripción.

Mientras siguen estos parones, la compañía se prepara para ver cómo sus ingresos podrían bajar el año que viene, aunque confían en llegar pronto a un acuerdo: «Los últimos seis meses han sido desafiantes para nuestra industria dadas las huelgas de escritores y actores en Estados Unidos. Si bien hemos llegado a un acuerdo con el WGA, las negociaciones con SAG-AFTRA están en curso. Estamos comprometidos a resolver los problemas restantes tan pronto como sea posible para que todos puedan volver a trabajar haciendo películas y series de televisión que enamoren al público», afirmaban desde Netflix.

Actualmente, Netflix ofrece en España tres tipos diferentes de planes: el Plan Estándar con anuncios de 5,49 euros al mes; el Plan Básico de 7,99 euros al mes; el Plan Estándar de 12,99 euros al mes y el Plan Premium de 17,99 de euros al mes. La compañía planea, además, una subida de precios en sus planes premium sin publicidad en países clave.

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL