Los ingresos del streaming superarían este año por primera vez a los de la TV paga en EE.UU.

Según la firma británica Ampere Analysis, el adelanto se daría a lo largo del tercer trimestre de este año. Señalan los planes de suscripción con publicidad como una de las principales causas, ya que han servido para atraer más suscriptores y a la vez ha sido una fuente adicional de ingresos para las plataformas.

La consultora británica Ampere Analysis ha publicado un nuevo estudio que estima que en este 2024, por primera vez, las plataformas de streaming generarán más ingresos en Estados Unidos que la TV paga. Para llegar a estas conclusiones, la firma ha comparado los ingresos totales del streaming, que incluyen los niveles de suscripción hiíbridos con publicidad, con los de las suscripciones de TV paga en el país. Calculan que este «sorpasso» se dará a lo largo del tercer trimestre del año. Además, de cara a 2028 la TV paga caería hasta la mitad del valor que tuvo en 2017, año en el que alcanzó su punto máximo.

En 2016 en Estados Unidos las suscripciones a plataformas de streaming superaron a las de TV paga en cuanto a número de suscriptores de refiere, sin embargo, esto no significó un adelanto en los ingresos, que seguían siendo superiores en la TV paga, pues el ingreso promedio por usuario del streaming corresponde hoy a alrededor de una décima parte de la TV paga.

Uno de los motivos principales de este crecimiento en los ingresos del streaming se debe, curiosamente, a la caída del crecimiento de sus suscriptores en países tan importantes como Estados Unidos y Reino Unido. Este hecho hizo que las plataformas se pusieran las pilas y cambiaran sus estrategias para enfocarla principalmente en generar más ingresos y ser más rentables. Entre estas medidas, destacan, sobre todo, la implementación de planes de suscripción más baratos con publicidad, que además aumentar los nuevos suscriptores, sirven para obtener más ingresos por otros medios.

Cabe añadir que Ampere ha calculado también que este año, en Estados Unidos, los ingresos por publicidad superarán los 9.000 millones de dólares, especialmente gracias a que Prime Video se sumará durante este trimestre al mercado publicitario, introduciendo anuncios durante sus visionados y ofreciendo pagar un extra por no tenerlos.

Rory Gooderick, analista senior de Ampere Analysis destacó la importancia de la estrategia mencionada para el crecimiento del streaming, a lo que sumó la política de lucha contra el intercambio de contraseñas: «La mayoría de los principales servicios de streaming en Estados Unidos han lanzado sus niveles híbridos con publicidad, que, junto con las crecientes restricciones al intercambio de contraseñas, han tenido éxito en reavivar el crecimiento en el mercado del streaming. Sin embargo, la TV paga todavía tiene un camino. El reciente acuerdo entre Disney y Charter en Estados Unidos, que dio acceso a casi 15 millones de suscriptores de Charter al nivel con publicidad de Disney+, muestra cómo las dos compañías pueden trabajar juntas para maximizar el alcance del streaming a los suscriptores locales y destaca la importancia de las plataformas de distribución tradicionales como agregadores de servicios».

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL