La huelga de actores llega a su fin con garantías en la IA y bonus por audiencias

La Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) y el Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG-AFTRA) han llegado a un acuerdo que deberá ratificar ahora el gremio de actores. Además de protecciones por el uso de la IA y bonus por audiencias en las plataformas, el acuerdo recoge también el mayor aumento de los salarios mínimos en los últimos 40 años, entre otras cosas.

Después de 118 días, la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) y el Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG-AFTRA) han logrado alcanzar un acuerdo provisional para poner fin a los parones. Todavía debe ratificarlo el gremio de actores, y para ello, la junta nacional de SAG-AFTRA tiene que revisar el acuerdo y enviar los documentos a los miembros del sindicato para que den el visto bueno final. Pero desde el pasado jueves a las 00:01 (hora del Pacífico) la huelga ha llegado a su fin y los actores podrán ponerse desde ya a trabajar y promocionar sus proyectos pensando en la temporada de premios.

SAG-AFTRA ha sido muy optimista en su declaración, afirmando que el acuerdo tiene un «alcance extraordinario», aunque no han revelado muchos detalles del mismo: «Hemos llegado a un contrato que permitirá a los miembros de SAG-AFTRA, de todas las categorías, construir carreras sostenibles. Muchos miles de intérpretes ahora y en el futuro se beneficiarán de este trabajo».

La poca información que ha hecho pública el sindicato son las cifras en las que oscila el trato, valorado en más de 1.000 millones de dólares, asegurando que incluirá un aumento por encima de la media de los salarios mínimos, un bonus por audiencias en el streaming y «disposiciones sin precedentes para el consentimiento y la compensación que protegerán a los miembros de la amenaza de la inteligencia artificial». Por lo tanto, parece que figuran los reclamos principales del gremio, a la vez que los escollos principales que tenían parada a la industria, como era el uso de la IA y las mediciones de las audiencias en las plataformas.

En el acuerdo, aseguran, también figuran garantías acerca de sus condiciones laborales, como las pensiones y la sanidad, el aumento en la remuneración para los extras y artistas de fondo y «disposiciones contractuales críticas que protegen a las diversas comunidades».

Recordemos que el pasado 14 de julio, los actores se unían a la huelga que los guionistas habían puesto en marcha el 2 de mayo frente a los productores de Hollywood, suponiendo un parón masivo en las producciones. Ambos sindicatos coincidieron 75 días en la huelga, hasta el acuerdo que alcanzaron los guionistas con la AMPTP a finales de septiembre. En un principio, tras este acuerdo, parecía inminente que ocurriera lo mismo con los actores, pero todo acabo siendo más complicado de lo que parecía, alargándose más de la cuenta. De hecho, la AMPTP  llegó a levantarse de la mesa de negociación y no la reanudó hasta el pasado 24 de octubre. Ese fue el mejor indicador posible y todo comenzó a precipitarse desde ahí.

Desde la AMPTP se ha pronunciado la presidenta, Carol Lombardini, detallando algunos de los puntos claves de este acuerdo que llevará a la industria a un nuevo paradigma: «Le da a SAG-AFTRA las mayores ganancias de contrato-a-contrato en la historia del sindicato, incluyendo el mayor aumento de los salarios mínimos en los últimos 40 años; un nuevo residual para programas de streaming; amplias protecciones de consentimiento y compensación en el uso de inteligencia artificial; y considerables aumentos contractuales en aspectos de todos los ámbitos. La AMPTP se complace de haber alcanzado un acuerdo provisional y espera que la industria reanude el trabajo de contar grandes historias».

Sumando las dos huelgas, el parón ha durado 6 meses enteros, por lo que la industria puede respirar por fin tranquila después de una huelga que ha afectado considerablemente a sus arcas. Ahora las vistas están puestas en volver a ponerse a trabajar, retomar los rodajes que estaban parados e intentar sacar adelante y rodar series que las plataformas pretenden estrenar en mitad de la temporada del año que viene.

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL