Gran Canaria Platós nos abre sus puertas: «La nueva tendencia viene por la producción virtual»

Hablamos con Cosme García Falcón, presidente de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC), que nos recibe en el recinto donde tienen dispuesto el complejo audiovisual 'Gran Canaria Platós', que recibe ya rodajes de importantes producciones internacionales. Además, pronto adaptarán uno de ellos para convertirlo en un estudio virtual (XR).

Las Islas Canarias se han convertido, desde hace tiempo, en uno de los destinos audiovisuales predilectos por la industria tanto nacional, como internacional. Su privilegiado paisaje, sumado a los incentivos fiscales que ofrecen, son algunos de los motivos por los que muchas productoras se deciden por rodar a las islas y asentar sus centro de producción en el lugar.

Sin embargo, en el marco de esta estrategia de establecer una industria audiovisual en las islas y posicionarse a nivel global, los promotores canarios han empezado a aposar ahora también por los rodajes en interior. Y es que Canarias, hasta hace poco, solo ofrecía grabaciones en exterior gracias a su gran variedad de localizaciones, mientras que carecía de platós de producción a gran escala.

Por eso, Gran Canaria Film Commission y la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC), entidad mercantil participada por el Cabildo de Gran Canaria encargada de la promoción de actividades económicas y empresariales en la isla, pusieron en marcha el complejo audiovisual bautizado como ‘Gran Canaria Platós’, el cual abarca una superficie construida total aproximada de 6.000 m2. Se divide en dos platós interiores a los que se le suman las instalaciones anexas, perfectamente equipados para los rodajes profesionales y que ya, desde el pasado 2023 y de cara a este año, han empezado a coger velocidad de crucero a la hora de atraer importantes producciones internacionales.

Plató 1. Imagen cedida por Spegc Comunicación

El primero de los rodajes que acogió fue el de la película de catástrofes sueca para Netflix, The Abyss, que se rodó durante cinco semanas, entre septiembre y octubre de 2022, en ambos platós de forma simultánea. Este rodaje sirvió además como prueba piloto de cara a su posterior apertura oficial. En 2023, destacaron las grabaciones del thriller de supervivencia protagonizado por Ben Kingsley y Aaron Eckhart, y dirigida por Renny Harlin (Jungla de Cristal 2), Deep Water, que finalizó el pasado mes diciembre; también contó con la colaboración de la productora nacional Nostromo Pictures, encabezada por el gran canario Adrián Guerra.

Además, de cara a este año, tienen ya confirmadas las producciones de dos nuevos largometrajes internacionales y el de una serie internacional, cuyos rodajes tendrán lugar -también de forma simultánea en ambos platós- entre febrero y finales de mayo. A esto hay que añadir el interés de varios proyectos en rodar durante el segundo semestre del año, pendientes aún de confirmar.

Pero también se han adaptado a las nuevas tendencias en innovación tecnológica que muchos productores exigen hoy en día. Gracias a ‘Iniciativa Digital Crea Gran Canaria’, que pretende facilitar la creación, distribución y manejo de tecnologías para producciones audiovisuales, están adaptando uno de estos platós para convertirlo en un estudio virtual de realidad extendida (XR). El objetivo es que esté operativo durante el segundo semestre de 2024, junto a un laboratorio de producciones audiovisuales dispuesto para las productoras para desarrollar proyectos y realizar actividades especializadas en ámbitos como la animación digital, la producción virtual o la de videojuegos.

Plató 2. Imagen cedida por Spegc Comunicación

La ayuda para su construcción parte de una convocatoria de 2022 realizada a través de red.es, un programa de ayudas para la creación de un ecosistema digital en el sector audiovisual, que obedece al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Ministerio de Transformación Digital. Su financiación proviene en un 60% de los Fondos Next Generation EU y el 40% restante parte del Cabildo de Gran Canaria. El plan consiste en instalar un estudio de rodaje con un sistema de pantallas gigantes en las que se reproducen fondos virtuales envolventes que permiten realizar efectos realistas con perspectiva 3D y profundidad de cámara.

Hablamos sobre esto y mucho más con Cosme García Falcón, presidente de la Sociedad de Promoción Económica de Canarias (SPEGC), es decir, uno de los máximos responsables no solo de ‘Gran Canaria Platós’, sino también de toda la red de medidas e iniciativas lanzadas con el fin de crear en Gran Canaria una industria audiovisual consolidada. García Falcón nos recibe en Infecar Feria de Gran Canaria, lugar donde Gran Canaria Film Commission tiene dispuestos estos platós junto con varios estudios de animación que están afincados en sus instalaciones:

¿Qué motivos fueron los que impulsaron a la SPEGC a crear estos dos platós?

Existen varias razones: la primera, es que en Canarias hay una fiscalidad para las producciones audiovisuales muy competitiva, tanto a nivel español como a nivel europeo, y tanto para producciones nacionales, como internacionales. Esta fiscalidad nos ponía ya, de alguna manera, en el ojo de la industria, pues las deducciones fiscales son un factor muy importante para poder hacer las producciones. Entonces, hace aproximadamente seis años, los productores, al ver estas ventajas, y que Canarias ofrece, y Gran Canaria en en particular, una variedad de localizaciones muy importante, ya que aquí tenemos localizaciones urbanas localizaciones desérticas, entornos de playa, entornos portuarios, entornos coloniales, entornos de monte. Tienes zonas que perfectamente puedes simular como una villa griega o como una fabela brasileña. Es decir, una gran posibilidad de exteriores que, unido a la posibilidad de rodar prácticamente durante todo el año por nuestro clima, pues nos hace muy atractivos.

Sin embargo, los productores decían que, para poder posicionarse, hay que crear industria en la región. Y la industria se crea por varios factores; uno es que deba haber muchos rodajes. El haber muchos rodajes crea mucha industria de apoyo, mucho servicio de apoyo, porque si vas a un sitio a rodar, tener esa industria de apoyo es crítico. Cuanto más tengas, más competitivo eres porque los costes son más baratos, pero había un elemento adicional. Tanto las películas, pero fundamentalmente las series, tienen mucho rodaje en interior. Entonces, en Canarias no había platós de producción, o los hay pero de pequeña escala y no profesionales, acorde a los estándares que pide la industria, y entonces, hablamos con el sector privado, con inversores etc. para ver si estaba en su agenda, porque nosotros partíamos de la idea de que debía ser una iniciativa estrictamente privada, el construir unos platós.

Lo que pasa es que en aquel momento el sector estaba empezando y no lo consideraban como una decisión empresarial adecuada. Sin embargo, las presiones que tenían por otro lado, de la industria, era importante. ‘Si quieren estar en el mercado’, nosotros necesitamos rodar en exteriores, pero en interiores también. Pues a partir de esa decisión, en el espacio donde estamos, teníamos la posibilidad de adquirir un solar a otra administración pública que reunía las condiciones específicas para poder construir dos platós. A partir de ahí, el Cabildo de Gran Canaria, y el consejo de administración de la sociedad que yo dirijo, la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, tomó la decisión de construirlos.

En resumen, son dos platós, uno de 1.800 m2, otro de 1.200 m2, perfectamente equipados a las exigencias de los productores de hoy en día. Están ya operando, acaba de terminar ahora una producción y tenemos ahora en los próximos dos meses dos nuevas producciones, y bueno, ya empiezan a coger bastante ritmo de rodajes. El 2022 fue un año atípico en la industria, pero bueno, la demanda que estamos recibiendo ahora nos dice que va a ir muy bien.

¿Cómo fue el proceso de apertura de ‘Gran Canaria Platós’?

Los platós se abrieron oficialmente en 2023. Pero la decisión se tomó hace seis años y luego llegó todo el proceso, la construcción, etc. Hicimos una prueba en el 2022, de una producción real, en el último trimestre de 2022, y en 2023 es cuando se abrió a la comercialización. Nos cogió en un año crítico para el sector; el anterior sí fue un año muy bueno. Pero bueno, afortunadamente a finales de 2023 se ha animado la demanda y rodamos una en diciembre, y tenemos dos ya en contrato y hay previsiones de más, como te decía anteriormente.

Zonas comunes de los platós. Imagen cedida por Spegc Comunicación

¿Por qué decidieron apostar por los estudios virtuales?

Hay un tema importante, en este recorrido. El año pasado, en España hay uno de los PERTES (Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica) que favorece a la industria audiovisual, pues ha sacado muchos recursos y muchos tejidos de apoyo para la industria. Y sacó una específicamente que era la de promocionar los ecosistemas locales audiovisuales, básicamente introduciendo o promoviendo fundamentalmente los sectores creativos digitales. Entonces, nosotros estábamos trabajando paralelamente a esto. Los sectores creativos digitales son básicamente la animación y la industria del videojuego que poco a poco estaban creciendo aquí. Entonces, hablamos otra vez con los productores y efectivamente nos dicen que la nueva tendencia productiva en el sector viene por la producción virtual, la utilización de estudios virtuales, que es el salto, conjuntamente con la inteligencia artificial, que va a dar la industria.

Entonces, teníamos un plató, con lo cual tenerlo ya una ventaja porque simplemente había que comprar el equipamiento para dotarlo y nos presentamos a una convocatoria y nos han financiado dos líneas de trabajo: una es el estudio virtual de un plató, que va a suponer una inversión de 6 millones de euros, que ya se está ejecutando, y, por otra parte, donde estamos, montar una incubadora y un centro de formación para la industria creativa digital.

Es un proyecto que tiene dos patas, este, como ves, tiene los ordenadores recién instalados desde hace dos semanas. Y este centro va a ser, conjuntamente con otro centro que tenemos aquí, el espacio para nuevos emprendedores o para formación avanzada en creatividad digital. Y entonces, en otra parte, que es quizá la más ambiciosa, es la del estudio virtual que tenemos, que, desde el punto de vista tecnológico, está a la vanguardia europea.

El visitador es un proveedor que tiene una tecnología muy avanzada y muy exigida por los estándares más altos de calidad de la industria y fundamentalmente de los compradores. Y bueno, la idea con la que estamos barajando es que en el segundo semestre de 2024 ya esté operativo este plató con estudio virtual. Con lo cual, tendríamos un complejo con dos platós, el más grande de 1.800 m2 para las producciones tradicionales, y el otro va a ser un plató mixto, pero que fundamentalmente su actividad se limitará a la producción virtual.

¿Cuándo podría empezar a estar disponible el plató virtual?

Pues está ya comprado, el proveedor ha hecho ya los encargos… y si todo va bien, en marzo empezará la instalación de todo el equipamiento. Supongo que antes del verano estará todo instalado y si va según lo previsto, esperamos estar comercializándolo ya en el último trimestre del año.

De cara a la utilización de los dos platós, ¿está habiendo mucha demanda?

Ahora mismo, se terminó la semana pasada una producción internacional, una producción británica. El 15 de enero empieza una producción alemana, y después en marzo empieza otra que es una producción española. Prácticamente, desde febrero hasta junio está ya muy ocupado.

Parte superior del plató. Imagen cedida por Spegc Comunicación

¿Suelen tener más afluencia internacional que nacional?

A priori no te lo puedo decir por dos razones: porque es un sector que tú sabes que la discrecionalidad forma parte de él. Date cuenta que las productoras vienen aquí por dos factores: no solo por los platós, sino por los exteriores. Entonces, tenemos datos que dicen que en el primer semestre habrá como 5 o 6 producciones en la isla.

¿Quién los financia?

La construcción de los platós originarios la financió la Sociedad de Promoción Económica, con financiación del Cabildo de Gran Canaria. Fue directamente a través de capital. Y ahora, el estudio virtual, que es una inversión adicional de seis millones que hay que sumar a la anterior, está financiada al 60% por el Ministerio de Transformación Digital a través de Red.es. y el 40% por el Cabildo.

A parte de la ficción audiovisual, ¿le dan algún otro uso como puede ser el publicitario?

Ese tipo de producción, todavía no. Por ahora no, porque en principio la preferencia va a ser producciones audiovisuales. Con el tiempo, cuando el equipo esté instalado y funcionando, vamos a utilizar el tiempo. Porque hay lagunas de tiempo que para publicidad, como has dicho, sobre todo para el estudio virtual si la demanda es muy alta para spots publicitarios. Entonces tenemos que ver ahora mismo, porque la convocatoria está dedicada exclusivamente a producciones audiovisuales, pero probablemente, cuando abramos el estudio virtual, abriremos en condiciones para que producciones de menos duración, como son las publicitarias, hagan uso del plató.

Gran Canaria Film Commission tiene en su página web una parte dedicada a ‘Gran Canaria Platós’ para consultar sus características. Los interesados en solicitar su alquiler pueden hacerlo pinchando aquí.

 

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL