El Brexit no frena a Reino Unido en sus co-producciones con el mundo

En el marco del South International Series Festival en Cádiz, varios expertos de la industria audiovisual británica han debatido en el panel 'Co-producir con el Reino Unido después del Brexit' los nuevos retos a los que se enfrentan a la hora de colaborar con otros países en sus producciones.

Después del Brexit, la industria audiovisual del Reino Unido continúa promoviendo acuerdos de coproducción con diferentes países en todo el mundo. A pesar de que esta separación con el continente europeo ha supuesto un retorno a procedimientos más antiguos, la región ofrece incentivos fiscales más atractivos que otras, según señalaron varios expertos durante el panel titulado «Co-producir con el Reino Unido después del Brexit«. Este panel fue moderado por Tim Dams, el editor europeo de Screen International, y tuvo lugar en el marco de la primera edición del South International Series Festival, celebrado en Cádiz del 5 al 13 de octubre pasado.

Con un enfoque en el Reino Unido, país invitado en esta primera edición, varios expertos, incluyendo a Isabel Davies (Creative Scotland), Jacqueline Hurt (Sheridans), Gail Egan (Potboiler Productions), Alex Marshall (Archery Pictures), Kate Bennets (Ringside) y Mark Williams (Zero Gravity), discutieron la producción en colaboración con el Reino Unido después del Brexit.

Jacqueline Hurt, de Sheridans, experta en todos los aspectos de la producción, financiación y distribución de películas y programas de televisión, afirmó que «la buena noticia es que el Brexit no ha tenido un impacto en las coproducciones«. Se ha visto un impacto en la libre circulación de personas y productos, pero en lo que respecta a las coproducciones, «hemos vuelto a métodos más tradicionales, lo que implica una organización un poco más compleja». Sin embargo, los acuerdos con otros países para proyectos audiovisuales pueden continuar, y agregó que «no creo que el Reino Unido pueda volver a unirse a la Unión Europea, pero tenemos la intención de colaborar estrechamente con Europa«.

Además, Jacqueline Hurt señaló que en lo que respecta a incentivos fiscales, el Reino Unido ofrece una mayor facilidad en comparación con otros países, como España: “Desde el inicio de la producción se obtiene el certificado, lo que en España no es posible hasta terminar el proyecto y aun que yo no he realizado muchas coproducciones con este país, creo que debe haber un cambio en este sistema”.

Alex Marshall, Director de Operaciones de Archery Pictures, coincide en que los procesos de coproducción no han cambiado mucho tras el Brexit. Se sigue dando prioridad a cortos, largometrajes y series, y hay una búsqueda constante de talento para los proyectos. No se tienen problemas rodando en Europa, pero sí hay más papeleo.

Kate Bennets, de Ringside, quien ha asesorado proyectos como ‘Marcella‘, ‘White House Farm‘ o ‘Britannia‘, entre otros, ha indicado que la crisis importante que vivió la empresa fue con el confinamiento, más que con el Brexit. «Fue un momento muy álgido, afectó todo, fue un reto, un desafío, pero pudimos gestionarlo bien», ha apuntado.

Isabel Davies, de Creative Scotland, señala que en lo que respecta al Brexit, la población escocesa no votó a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo, cuando se trata de la industria audiovisual, todos están de acuerdo en la importancia de abrirse a acuerdos internacionales.

Davies destaca que con el avance de las plataformas y el aumento de los costos, la coproducción se presenta como una manera de demostrar que se puede trabajar a escala. Se están buscando nuevas formas de colaboración en lugar de competir directamente con plataformas o servicios de streaming. Además, menciona que los emisores del Reino Unido reconocen que no pueden abordar toda la producción por sí mismos, lo que plantea la cuestión de si están dispuestos a abrirse a una mayor colaboración con Europa.

Gail Egan, CEO de la productora Potboiler Productions y nominada a un Óscar por ‘El jardinero fiel‘, destaca que los espectadores están interesados en series multilingües y disfrutan de la mezcla de culturas. Compartió una anécdota sobre la producción de ‘El hombre más buscado‘ (2014), una coproducción con Estados Unidos y Alemania. Inicialmente, se consideró rodarla en alemán, y les dijeron que ganarían cuatro millones de dólares de hacerlo así. Sin embargo, optaron por hacerla en inglés, lo que les reportó 15 millones de dólares. En retrospectiva, lamenta no haber tomado la decisión de rodarla en alemán, especialmente tras el éxito de ‘Sin novedad en el frente‘, que se hizo en ese idioma.

Por otro lado, el productor estadounidense Mark Williams, de Zero Gravity, quien ha estado involucrado en la producción de más de 25 películas, incluyendo ‘The Accountant‘ (2016) y ‘Honest Thief‘ (2020), así como en la creación y producción ejecutiva de la exitosa serie de televisión ‘Ozark‘, enfatiza que las series con una mentalidad global tienen más posibilidades de éxito en la actualidad.

Williams, ha desarrollado su carrera en el cine independiente, y destaca que el mercado cinematográfico en Estados Unidos es complicado y está en constante cambio debido a la mentalidad de Hollywood. Para él, explorar otros mercados es una opción más atractiva. Lleva años trabajando en el Reino Unido, y reconoce que no es una tarea sencilla, pero ha optado por realizar coproducciones con España, Países Bajos y otros países en lugar de centrarse exclusivamente en el mercado británico. Su enfoque se basa en pensar de manera global en lugar de limitarse a un país específico. Busca desarrollar series con un alcance global pero con personajes que hablen inglés y otros idiomas, como el flamenco, en un enfoque que refleja una mentalidad más abierta y diversa.

Guillem Morales, guionista y director de cine y televisión, participó en la primera edición del South International Series Festival con la masterclass titulada «Dirigir series desde el Reino Unido para el mundo«. Durante la masterclass, compartió sus experiencias en el Reino Unido, donde llegó originalmente para aprender inglés y posteriormente se involucró en la producción de series aclamadas como ‘Inside No.9‘, lo que le valió una nominación al Bafta. También trabajó en la miniserie de la BBC ‘La casa de las miniaturas‘, una adaptación de la exitosa novela homónima de Jessie Burton que fue galardonada con el National Book Award y ha vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo.

Morales, quien recibió una nominación al Goya a la Mejor Dirección Novel por ‘El habitante incierto‘ y cuya segunda película, ‘Los ojos de Julia‘, protagonizada por Belén Rueda, fue un éxito en taquilla, compartió que una de las primeras situaciones con las que se encontró al llegar al Reino Unido fue que «si no tienes un agente, no haces nada». Por lo tanto, una de sus primeras cosas que hizo fue conseguir uno. Posteriormente, su agente lo conectó con el equipo de ‘Inside No.9‘, lo que marcó su primera experiencia en el mundo de la televisión británica, específicamente en el ámbito de la comedia.

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL