Barbie es la nueva gallina de los huevos de oro de Cinesa

La compañía propietaria de la cadena de cines, AMC Entertainment Holdings, definió como “explosivo” el inicio de su tercer trimestre gracias a la cinta.

Barbie, la sensación del último verano -con el permiso de Oppenheimer– ha sido un nuevo soplo de aire fresco para las arcas de AMC Entertainment Holdings, compañía propietaria de Cinesa. Así lo ha anunciado la propia empresa, al definir como “explosivo” el inicio de su tercer trimestre, con la cinta de Greta Gerwig como la gran culpable.

Ya durante el segundo trimestre de este 2023, AMC consiguió un beneficio neto de 7,8 millones de euros respecto al mismo trimestre del año pasado, logrando así escapar de las pérdidas. Pero las buenas noticias para AMC no terminan solo ahí. Desde la compañía, anuncian  haber conseguido recortar las pérdidas hasta la mitad durante el primer semestre del año. En total, la compañía reportó unas pérdidas netas de 207,1 millones de euros, es decir, una reducción en un 50,5% respecto a los 419 millones de euros en pérdidas contabilizadas durante el primer semestre de 2022.

Siguiendo con las comparativas respecto al curso anterior, en total, la compañía ingresó durante el primer semestre de este año un 17,9% más que el del 2022, alcanzando los 2.102 millones de euros en facturación. Se trata de la suma, respecto al mismo semestre del año pasado, del aumento en un 16,7% en la venta de entradas, recaudando un total de 1.167 millones de euros; el de la venta de comida y bebida, que aumentó en un 26,2 % hasta llegar a los 746 millones de euros, a los que hay que añadir 189,2 millones de euros obtenidos en otros conceptos, cifras que en este caso son similares a las del anterior ejercicio.

En lo que a espectadores se refiere, casi 114 millones de personas pasaron este semestre por las salas de AMC, aumentando en un 16,1%. De esos espectadores, cabe diferenciar los ingresos obtenidos gracias al mercado estadounidense (78%) del resto del mundo (22%).

Sin embargo, no podemos olvidar sumar la cuenta de gastos al balance total, pues estos vivieron también un aumento considerable. AMC amplió en un 21,3% los gastos de exhibición (574,6 millones de euros) y en un 42,8% los gastos en comida y bebida (139,8 millones de euros). Dichos gastos aumentaron más todavía por los pagos por amortización, depreciación y otros gastos operativos, sumando en total 726 millones de euros. En cambio, los alquileres se vieron reducidos en un 4,2% (389,4 millones de euros). Así pues, los gastos totales ascendieron dicho semestre un 8,9% más (2.123,8 millones de euros).

En resumen, los datos son muy alentadores y mantienen la línea ascendente de la compañía hacia su recuperación gradual. AMC ha conseguido reducir sus pérdidas por acción desde los 0,4 euros hasta los 0,14 euros. Así lo confirmaba Adam Aron, presidente y consejero delegado de la compañía, no sin olvidarse de la actual huelga de guionistas y actores que vive Hollywood: “Si bien todavía tenemos mucho trabajo por delante, el camino de AMC hacia una eventual recuperación continuó con un ritmo significativo en el segundo trimestre de 2023. Habiendo pasado la primera mitad del año, la taquilla de la industria nacional de 2023 está un 20% por delante de la del año pasado, y creemos que la segunda mitad del año podría ser aún mejor a menos que los escritores/actores actuales tomen aire», afirmaba.

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL