Greta Gerwig, primera directora americana en presidir el jurado del Festival de Cannes

El certamen ha designado a la directora de 'Barbie' como presidenta del jurado de su 77º edición, que se celebrará entre el 14 y 25 de mayo de 2024. La noticia es todo un hito para el festival, ya que Gerwig también se convertirá en la segunda persona más joven en ostentar este honor tras Sofia Loren, así como en la segunda mujer directora en presidirlo después de Jane Campion y en la segunda estadounidense en hacerlo tras Olivia de Havilland.

Que este 2023 sea el año más importante en la carrera cinematográfica de la actriz, guionista y directora Greta Gerwig es del todo sabido. El estreno en verano de Barbie fue, sin duda, el mayor evento fílmico -con permiso de Oppenheimer– del año, y probablemente de los últimos tiempos. Por el momento, esto ya empieza a traducirse en premios, pues la cinta de Gerwig copó recientemente las nominaciones a los Globos de Oro y figura en todas las quinielas para hacer lo mismo de cara a los próximos Premios Oscar.

Así que todo parece apuntar a que el 2024 será todo un baño de masas para Gerwig, y tendrá, en la 77º edición del Festival de Cannes, su colofón final, pues la cineasta ha sido designada con el honor de presidir el jurado del certamen, que se celebrará entre el 14 y 25 de mayo de 2024. Greta Gerwig, que gracias a Barbie batió el récord de convertirse en la primera mujer en superar la marca de los mil millones en la taquilla mundial en julio, también abrirá nuevos caminos en Cannes, ya que será la primera directora estadounidense en ser presidenta del jurado del festival más prestigioso del mundo.

La propia organización del certamen la definió en el comunicado de esta noticia como «una heroína de nuestros tiempos modernos» que ha conseguido sacudir el «status quo». Pero no se quedó satisfecho con esto, ya que se siguió deshaciendo en elogios hacia su directora por ser capaz de traspasar la frontera que separa al cine autoral del más taquillero: «Ayer, embajadora del cine independiente estadounidense, hoy en la cima del éxito de taquilla mundial. Greta Gerwig logra combinar lo que antes se consideraba incompatible: ofrecer éxitos de taquilla artísticos, reducir la brecha entre el arte y la industria, explorar cuestiones feministas contemporáneas con habilidad y profundidad, y declarar su exigente ambición artística desde dentro de un modelo económico que ella abrazó para darle un mejor uso».

Pero la historia que marca este anuncio no termina solamente aquí, pues Gerwig también se convertirá, a sus 40 años, en segunda persona más joven en ostentar este honor tras Sofia Loren, quien presidió el jurado en 1966 a sus 31 años. Además, tras Jane Campion en 2014, será la segunda mujer directora en presidir el jurado y la segunda estadounidense en hacerlo, sucediendo a la legendaria actriz Olivia de Havilland, primera mujer presidenta del jurado en 1965.

Greta Gerwig ya se ha pronunciado acerca de esta noticia, mostrándose muy ilusionada por la tarea que tendrá en frente: «Me siento atónita, emocionada y honrada de ser presidenta del jurado del Festival de Cine de Cannes. No puedo esperar a ver qué viajes nos deparan a todos. Me encantan las películas, me encanta hacerlas, me encanta verlas, me encanta hablar de ellas. Como cinéfila, Cannes siempre ha sido el pináculo de lo que puede ser el lenguaje universal del cine. Estar en un lugar vulnerable, en una sala oscura llena de extraños, ver una película nueva es mi lugar favorito».

Tanto la presidenta del Festival de Cannes, Iris Knobloch, como su delegado general, Thierry Frémaux, también dieron sus primeras impresiones acerca de esta decisión, destacando a Gerwig como una firme representante de las tendencias actuales del cine: «Es una elección obvia, ya que Greta Gerwig encarna con tanta audacia la renovación del cine mundial, del que Cannes es cada año precursora y caja de resonancia. Más allá del Séptimo Arte, ella es también la representante de una época que está rompiendo barreras y mezclando géneros, elevando así los valores de la inteligencia y el humanismo».

Finalmente, el comunicado dedicó tiempo a elogiar el debut de Gerwig como directora con su film Lady Bird (2017), definiéndolo como «un retrato impactante, tierno y melancólico de los tormentos de la adolescencia», al igual que su siguiente cinta, la adaptación de la novela de Louisa Mary Alcott, Mujercitas, por su nueva mirada a las protagonistas femeninas.

Y a continuación, pasó a hablar de lo que significó, a su entender, el mensaje y el fenómeno de Barbie: «El tornado que es Barbie, abre el mismo surco de manera aún más espectacular, al enfrentarse a ese ídolo ambivalente de las niñas pequeñas, símbolo de la mujer-objeto, pero también de la mujer emancipada. En esta feroz sátira sobre la condición humana, Greta Gerwig aborda el sexismo cotidiano y los estereotipos con alegre intención. Barbie, un fenómeno cultural internacional, es el segundo mayor éxito del año y ha convertido a Greta Gerwig en la directora de cine más rentable de la historia».

 

© REPRODUCCIÓN CONFIDENCIAL